MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

Mis Comparecencias en Milla (0 radio

lunes, 16 de junio de 2014

Santos: el voto cerrado y el abstencionismo como garantías de la izquierda en Colombia

  
Colombia, ¿un pueblo de tontos y pastusos?....No lo creo por más que se empeñen en restregármelo en la cara luego de la victoria del presidente Santos.

 En lo que sí creo es en una gran conspiración internacional que cada vez y con más fuerza toma posesión en el mundo entero.  Se juntan los trasnochados con los terroristas para confundir a nobles pueblos que han luchado muchísimos años para evitar que el mal se adueñe de sus destinos y sus mentes.

En Colombia, muy a mi pesar y frustración,  no podía ser diferente. El pueblo cansado de guerras y violencias se replegó y se abstuvo de votar  luego que se consumieron miles de horas al mensaje de la prensa complaciente, sobre todo la TV, de que Uribe era una amenaza para la Paz.

 El abstencionismo le da la victoria a un dialoguero que a ultranza  logra juntar las mas nefastas fuerzas de la izquierda, que violentas o no, con mentiras y a punta de fusil obliga a que las mayorías de una minoría votante aplique al continuismo traidor y a su líder una victoria que propios y extraños saben que traerá más violencia que paz. Será esta  una paz a punta de escopeta, granadas y minas que explotan por doquier. 

No es una paz ni real ni aplicable en una nación con un ejército súper comprometido que el presidente, a mi manera de ver, no controla. Pero por otro lado esta  una guerrilla terrorista, sostenida por los Castros,  que tampoco controlan los políticos nacionales y no se dejará manipular por este sospechoso agente del mal, reelecto  en la hermana republica colombiana.

   Los guerrilleros tienen un plan con objetivos claramente maléficos. Ellos caminan, no hacia la paz, pero si hacia el poder para convertir a esa gran nación en un feudo rojo a imagen y semejanza del neo-comunismo real que florece a su alrededor allende de sus fronteras terrenales.

Es una mentira que quieran la paz :  lo que quieren es el poder, y para eso necesitan al traidor de turno como el presidente reelecto Juan Manuel Santos, alias agente Santiago que les consiga  estos fines y que entonces comience la verdadera guerra  contra la dignidad de ese mismo pueblo que hoy vota por ellos, y será, vivir para ver, una beligerancia armada contra los logros, que a pesar de una violencia de más de medio siglo, ha conseguido la democracia más longeva del continente latino-americano.

  No nos llamemos a engaños. A veces llamamos a este gran continente desde el Rio Bravo a la Patagonia, ya sea por odios pasionales o por ignorancia de causa, “América Letrina”, pero  no creo que sea el caso para Colombia. Si queremos aplicar este apelativo ,horrible además, al caso que nos ocupa, acá abajo se lucha cada día para no caer en lo que Cuba, mi patria, cayó hace 56 años, sin que hayamos sido capaces de evitar y-o combatir como se debiera haber hecho.

Me niego a llamarle de esta forma a Latinoamérica, pues de hacerlo, ‘¿omo tendría que llamar a mi propio país? , pero no quiero caer en posiciones vulgares que ofendan mentes obtusas o sencillamente, mentes que ignoran la realidad al sur del llamado primer mundo.

  No voy, --no quiero pecar de pesimista--, no voy a decir que se joda Colombia, que coman comunismo o que marchen al son de consignas de las cuales no quiero ni acordarme. Si estoy seguro de algo muy real y tangible, creo que en Colombia no ganó Santos y su izquierda violenta y trasnochada, allí ganó el voto en blanco, una mayoría que no quiso ser engañada, una mayoría que cree lo mismo que yo, que cree en un ejército que no va a tirar a la basura más de medio siglo de combates y muertos, un ejército que no va a legitimar a sus enemigo. Se nota el malestar, se percibe un ambiente enrarecido de tensión entre los mandos medios, que son los que ponen el pecho a las balas en el combate. En el sector campesino, se nota además, el rechazo a que sus verdugos tomen el poder.

    Los que se unieron al reelecto Santos saben que son minorías, como saben también que los votos en las regiones rurales fueron conseguidos a punta de fusil y amenazas de los narcoguerrilleros. Y sigo viendo con estupor que los gobiernos izquierdistas de reelección lo hacen con cerrado margen de casi 49 a 51… Como paso con maduro, con Obama y con cuanto izquierdoso toma el poder en la región… Eso huele a queso podrido… a fraude. Por eso yo, este anticomunista de corazón, veo más cerca a Colombia de una rebelión militar que de una paz roja impuesta desde La Habana. Permita Dios que no esté equivocado por el bien de mi América. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Titulares Noticiosos

Popular Posts

COLABORA CON ESTE BLOG