MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

Mis Comparecencias en Milla (0 radio

miércoles, 11 de diciembre de 2013

LA TRAICION HA DESPERTADO

Por Carlos Jaime Cabrera
Volcán Arenal, Costa Rica- Hablar de traidores en tiempo de traiciones y jugarretas sucias pareciera una paradoja a todas luces, pero no, es una vivencia palpable de nuestra realidad cubana como nación y digo nación, pues está conformada por cada uno de los cubanos, vivamos donde vivamos.
Hablar de este tema es delicado siempre y cuando no se quiera herir a nadie, pero como mi intención es esa precisamente esa: pagarle con la misma moneda a los que a diario me hieren en lo más profundo de mi alma, no voy a tener compasión alguna en lo que me propongo decir.
Y sigo hablando, pues es mi derecho irrefutable y como tal también asumo mi responsabilidad en lo que digo. Soy de los que opinan cabalmente que es traidor todo aquel que va en contra de lo que intrínsecamente es parte de su patrimonio como partícipe de su propia nación e identidades.
Traidor es aquel que  colabora con la destrucción paulatina de esa pertenencia que como humano tiene derecho y obligación de cuidar y respetar. Es traidor el que calla ante tan tamaña ignominia,  el que por indolente permite y se arrodilla ante lo que cree casual y destinado al sufrimiento de los miembros que conforman dicha nación.
Vista la traición desde lejos, pareciera menos malévola pero, desde luego, para nada deja de serlo sino que  crece a tamaño gigante cuando por situaciones y/o posiciones adversas no podemos, o no queremos hacer nada para impedirlas. Es, sin duda alguna, la impotencia la cruel ganadora en este sentimiento, que yo llamo el no hacer, también de cierta forma estamos traicionando a eso que queremos y no tenemos, que se llama patria.
Hay en la parte exiliada de nuestra nación un porcentaje demasiado alto de traidores activos y uno menor de traidores pasivos, que no por esto dejan de ser dañinos. Los activos se vanaglorian de ser los más humanitarios, feroces luchadores y para colmo patriotas que ni a patrioteros llegan. ¿Desde cuando nuestra Cuba querida fuera libre si no existiera este desmedido, exagerado y sucio nivel de traición? ¿Desde cuando ya nuestra nación estuviera unificada si la traición no estuviera a la orden del día?
A  veces me pregunto si es una enfermedad que llevamos como penitencia, pero no, es la falta de decoro y amor al terruño que nos dio esa identidad que perdimos por amar lo que no es nuestro, adorar lo que de cierto modo nunca lo será. Es un error, a mi juicio, amar lo que jamás será tuyo, ser agradecido con el o los países que nos acogieron y nos dieron la oportunidad de ser libres no nos da derecho a traicionar al que te dio la vida y la nacionalidad natural que llevas aunque no quieras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Titulares Noticiosos

Popular Posts

COLABORA CON ESTE BLOG