MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

Mis Comparecencias en Milla (0 radio

miércoles, 11 de diciembre de 2013

La Mariposa Añil que me hace volar a mi Cuba

Por Carlos Jaime Cabrera
Caminé por el sendero que conduce a la planicie que se tiende como un manto a los pies del gran coloso semidormido.
La tarde lucia su acostumbrado manto multicolor de arcoíris y densa neblina porque  había llovido por más de cuarenta horas continuas. El sol había calentado a partir de las dos de la tarde y eran los primeros rayos después de mucho tiempo, Las morfas, esas mariposas de un azul intenso, volaban por todas partes adornando con sus alucinantes figurillas el callado ambiente húmedo de aquel precioso lugar.
Mi alma volaba y mis pensamientos estaban sujetos a la difícil tarea de encontrar a mi viejo amigo , EL ANCIANO GUERRERO SEMBRADOR DE MANZANOS Y SUEÑOS IRREALIZABLES DE VERDADES INCONCLUSAS. Sabía que lo encontraría, pues era el momento idóneo en que las zetas cubensis asomaban sus paraguas en la húmeda verde campiña costarricense en la que a fuerzas he tenido que refugiarme como un parias.
 De repente tuve una idea. Fue como un chispazo de esos que llegan sin avisar y me vi siguiendo una de aquellas mariposas azules como el añil. Mi cuerpo obedeció la orden sin que mi mente se enterase. El andar zigzaguente de aquella belleza voladora natural me sacó del mundo de mi diálogo interno y me sentí apagado, pues mi mente se vació y mis sentidos de acrecentaron.
Sentía el olor del campo por todos los poros de mi cuerpo, mi vista se agudizó al extremo que en un acto involuntario me quité los lentes, pues no los necesitaba. El oído podía percibir el suave zumbido de las alas de aquella pequeña navecilla a la que seguía sin saber donde me llevaría. De pronto al subir una hondonada lo VI. El anciano  descansaba a la sombra de un pequeño arbusto,que solitario, crecía en medio de aquel paraje entre altas hiervas crecidas por las contantes lluvias pasadas.
-Si, ya se que sabes que vendría-,le dije  sin dejarle decir su acostumbrada frase de cada encuentro.
Me miro con su mirada soñolienta y me percaté que  esta vez llevaba una camisa azul añil,o a mi me pareció de ese color. Su cara se había rejuvenecido mucho desde mi ultimo encuentro a la vera del camino que tomo siempre para ir a mi rio predilecto. Su sonrisa era dulce, de una tristeza pasada por mil batallas de guerrero audaz. Me ofreció una seta y me dijo: "Con ella irás al camino de la verdad y tu voz interior permanecerá callada, pero tu alma tendrá las respuestas que buscas".
Me senté a su lado y tomé el obsequio con delicadeza.
- Antes de comerlo quiero preguntarte algo-, le dije sin dejarlo continuar
-¿Ya vas a empezar con preguntas?, me dijo, - lo que tienes es que buscar respuestas, pues las preguntas confunden la mente y enredan el espíritu. Cuando vienes con preguntas, prosiguió, es cuando menos respuestas recibes y eso lo sabes, no se para que te pones en ese plan, pues la idiotez te hace daño, y pareces uno de esos ilusos poco inteligente y se que no lo eres.
Guardé silencio por unos minutos hasta que el Sol se ocultó por el lado opuesto del volcán y los alaridos de los congos comenzaban a llamar a sus harem, pues era hora de construir el dormitorio en la cima de los árboles mas altos, donde quedarán a salvo de los gatos salvajes que abundaban por estos lados.
-Te dire solo algunas palabras,pues viene la noche y tienes que regresar y yo tengo que seguir mi vuelo al infinito. Te explicaré que es el desatino controlado.
Calló durante varios minutos que a mi, en mi silencio interior me parecieron una eternidad. Cuando habló, lo hizo con una voz convincente pero fuerte y a la vez muy veraz.
- El andar por la vida, dijo ,sin un propósito definido nos hace indignos, sin embargo cuando sabemos lo que queremos y el por que luchamos, el control de lo que te propones es in-mesuradamente audaz y jamás erraras el tiro que te lleva hacia la grandeza de tus actos. Esto no lo puedes planear, debes de dejar que tu instinto de guerrero te haga VER el orden de tus acciones descontroladas. ¿Entiendes lo que quiero decir? pregunto
-No, la verdad que no entiendo-
Su fuerte carcajada hizo eco en la ladera del volcán y el regreso a mis oídos de aquella risa me lleno de sosiego. Me sentí indefenso, casi pequeño. ¿que me quiso decir?,
Le pregunté sobre el desatino controlado. No es más que el deseo de tus impulsos llevados a un grado de desenfrenó tal que no tengas oportunidad de arrepentirte a la mitad de tu acción, en otras palabras es actuar con tu cuerpo cuando tu mente no interviene.
-¿Pero eso es imposible, como voy a hacer una cosa asi?- pregunte
-Pues  de esa forma me encontraste hoy a la sombra de mi amigo el arbolito que nos cobija,- dijo muy serio.
Tomé el camino de regreso pues ya las primeras sombras de la noche  se asomaban por la ladera norte del coloso Arenal. Algo me decia que la respuesta a mi inquietud estaba en mi interior y que la lucha para conquistar la libertad de mi pueblo oprimido no estaba en los planes ni en las horas de trabajo para organizar algo que vendría a su modo y que la destreza de la solución radica en la decisión del hacer,  sin mirar las consecuencias de un futuro que nadie podia predecir.
Llegué al camino y tomé mi bici-moto y emprendí el regreso a casa, pues era imposible quedarme en mi refugio esa noche. Habían tormentas eléctricas anunciadas y el lugar se tornaría muy peligroso.
Al llegar a la carretera que me lleva de regreso al pueblo donde vivo, volví mi vista para mirar la sima del coloso. Los últimos rayos de sol me dibujaron en la lejanía la grácil figurilla de aquella mariposa azul añil.,,,,cjc,,,,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Titulares Noticiosos

Popular Posts

COLABORA CON ESTE BLOG