MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

MI LUCHA ANTICASTRISTA Y CONTRA EL COMUNISMO

Mis Comparecencias en Milla (0 radio

miércoles, 11 de diciembre de 2013

JAMAS PODRE DECIR ,QUE DIOS BENDIGA AMÉRICA

Por Carlos Jaime Cabrera
Muchas fueron las experiencias vividas en la lucha real contra el comunismo internacional. Muchos fueron los tragos amargos que tragamos con la caída en combate de compatriotas o amigos luchadores del mismo bando. Muchos malos ratos vividos al saber de alguna mala jugada del destino o de los caprichos de la guerra misma, pero fueron los traicioneros métodos de líderes y-o gobiernos que por razones de intereses personales o de país los que nos vendieron hasta caer en el duro camino del afán por liberar al mundo de la plagas asesinas que amenazaba bajo el paragua soviético, expandir el comunismo por nuestros países.
En momentos difíciles admiré ese gran país que se llama Estados Unidos de América. Lo admiré cuando la derrota del bloque soviético y el presidente Ronald Reagan, conminó al zar soviético a derrumbar el muro de Berlín. Admiré a esa gran nación en otros momentos de la historia que los hizo grandes y poderosos. Los admiré en serio, pero esta imagen se me está derrumbando cuando veo los mezquinos intereses y jugarretas políticas  contra la necesidad de libertad que tiene mi pueblo cubano.
Me asombra ver como desde la guerra de independencia, las traiciones y las jugarretas hipócritas y mal intencionadas cubren de infamia cada capítulo en los que EE UU ha intervenido en nuestra historia patria.
En la actualidad, en nuestros días, hoy, corren opositores de dudosa reputación para mí, también para muchos, al llamado del cambio fraude diseñado por una administración demócrata para negociar con los dictadores asesinos Fidel y Raúl Castro, una transición donde se les perdonen los miles y miles de asesinatos de compatriotas, la destrucción de la moral de nuestra gentes, de nuestras familias, en fin la destrucción de nuestro país y de nuestra nacionalidad. Sutilmente se está construyendo una agenda en Washington con el fin de instaurar en el poder un binomio de dictaduras de ambos lados de las orillas con el beneplácito de la poderosa nación la cual en algunas gestas he admirado.
Sospecho, y más que sospechar, estoy seguro que aquí ---mis fuentes nunca me engañaron-- que no me equivocaba cuando decía en las redes sociales que venían tiempos de unidad fraudulentos y que jamás me uniría a traidores para perdonar asesinos.
Señores, jamás nuestra patria podrá ser libre cometiendo siempre los mismos errores y siendo traicionada por el mismo poderoso país. Cuba no tiene que deberle su liberación real y justa, verdadera y patriótica a nadie, ni a persona ni a nación alguna por poderosa que esta sea. JAMAS.
En lo que a mí respecta y de la liberación de la patria se trate, podré decir, por este y por otros muchos motivos: Dios bendiga a  América y que la perdone  pues veo a EE UU  al actual y más fuerte enemigo de la libertad genuina de mi isla bonita

0 comentarios:

Publicar un comentario

Titulares Noticiosos

Popular Posts

COLABORA CON ESTE BLOG